La Política de Calidad, Medio Ambiente y Seguridad y Salud en el trabajo de CONSTRUCCIONES PEREZ VILLORA, S.A., que emana de la Dirección de la empresa, está dirigida a conseguir la satisfacción de las necesidades y expectativas de nuestros clientes y la eficiencia de funcionamiento de la empresa, así­ como controlar los aspectos sobre el Medio Ambiente y la Seguridad y Salud de los trabajadores, y reducir los impactos y accidentes; para fortalecer nuestra competitividad, y preservar el entorno y la seguridad y salud de las personas.

Para conseguir la plena satisfacción de nuestros clientes con el cumplimiento de sus expectativas (reducir costes, reducir impactos ambientales, evitar incidentes, …), obra tras obra, basamos nuestra Política en el cumplimiento de las Normas ISO 9001:2008, ISO 14001:2004 i OHSAS 18001:2007, y proponemos:

IDENTIFICAR y satisfacer las exigencias, deseos y expectativas de nuestros clientes, ejecutando las obras en los plazos previstos, de forma eficiente y económicamente viables, utilizando tecnologías respetuosas con el entorno y sistemas de trabajo seguros y no discriminatorios.

DISPONER de medios a las obras y establecer las medidas necesarias para evitar accidentes que repercutan negativamente en el Medio Ambiente y / o la Seguridad y Salud de los trabajadores, y actuar en caso de suceder.

SATISFACER las necesidades de nuestros colaboradores, realizando un estricto control de las condiciones de trabajo, garantizando el máximo nivel de seguridad y salud laboral y la formación adecuada para su integración en el lugar de trabajo.

MANTENER una relación abierta y de colaboración con nuestros trabajadores, clientes, proveedores y subcontratistas.

CUMPLIR con los requisitos contractuales de nuestros clientes, de nuestros colaboradores y de proveedores, de la legislación y reglamentación aplicable a nuestras actividades, así­ como el compromiso de satisfacer otros requisitos adquiridos voluntariamente.

MEJORAR continuamente nuestras actividades y procesos con el objetivo de aumentar la satisfacción de los clientes, colaboradores y proveedores; eliminar o reducir los riesgos, cumpliendo de esta manera con los objetivos y metas, adquiridos por nuestra empresa.

Todo esto se consigue mediante el compromiso incondicional de la Dirección y de la implicación de los colaboradores.